Remedios caseros que te sacarán de apuros

Remedios caseros que te sacarán de apuros

Hace unos meses, un bolígrafo decidió darnos el día, llenando una de nuestras mesas de la oficina de un divertido (nótese la ironía) tono rojo. El jersey de nuestra compañera no se libró de aquel arranque de creatividad del boli. Menos mal que se le ocurrió llamar a su abuela. “¡No te preocupes, mujer! Eso con un poco de leche se quita”, aseguró. Dicho y hecho. A la semana siguiente la prenda estaba como recién comprada. Por ello, decidimos reunir algunos de los remedios caseros que nos han sacado de algún que otro apuro para compartirlos con vosotros en Olé tu vida.

La ropa siempre es una de las grandes perjudicadas. Para las prendas teñidas no hay mejor que hervirlas en agua con laurel. Si lo que ha producido la mancha es aceite, cúbrela con un producto absorbente, como talco, almidón de maíz o sal. Y hablando de soluciones que nos salvan la vida, seguro que en vuestro entorno hay alguien que sufre insomnio. Un buen baño caliente y el uso de fragancias relajantes le ayudarán a conciliar el sueño. Ahora que si esas interminables noches con los ojos abiertos se deben a los ronquidos de su pareja, lo ideal es que ponga en su mesita un plato con una cebolla partida por la mitad y cubierta de sal.

Remedios para la salud

Las propiedades del aloe vera para las quemaduras son de sobra conocidas, pero para que haga efecto hay que aplicarlo sobre la zona afectada dos veces al día. Si en lugar de una quemadura, lo que sufres es ciática, no hay nada mejor que colocar una almohada debajo de las rodillas al acostarse, de esta manera aliviaremos la presión sobre el nervio ciático. Y si tu problema está en la garganta, mezcla dos cucharadas de miel y una de limón en una taza de agua hirviendo.

Para aquellos que padecen colesterol, lo más recomendable es consumir dos dientes de ajo frescos cada mañana. Aunque, claro, quizás te arrepientas a lo largo del día… Como cuando sales de fiesta hasta bien entrada la noche y a la mañana siguiente… Recuerda que para la resaca lo único que vale es la menta, pues relaja los intestinos y ayuda a eliminar toxinas. Y si lo que quieres es que te crezca el cabello, aplica unas gotas de aceite de almendra. Además de favorecer su crecimiento, volverá tu pelo más brillante y sedoso.

Estos son solo algunos de los mejores remedios que han pasado de generación en generación en nuestras familias y que ahora se recogen en el libro personalizado para cumpleaños de Olé tu vida.